fbpx

Estrategia en redes sociales para empresas, un juego de adultos

Las redes sociales son a la actualidad empresarial lo que las tareas escolares a la mayoría de niños. Saben que deben hacerlas para mejorar, pero alargan el momento hasta que no les queda más remedio que enfrentarlas. Lo mismo sucede con un gran porcentaje empresas y su relación con la redes sociales, saben que mejoran su imagen, pero lo posponen por diferentes razones o las gestionan internamente sin ningún tipo de estrategia.

Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin o Youtube son grandes aliados en la comunicación empresarial, siempre y cuando su gestión no responda únicamente a la improvisación. Las redes sociales necesitan estrategia. Es vital el diseño de un plan social media realizado por profesionales.

 

Escoger las redes sociales convenientes, definir y planificar los contenidos o diseñar imágenes en la línea de la identidad visual corporativa, son cuestiones que deben realizarse en función del tipo de empresa y sus objetivos. No obstante, existen 6 pautas imprescindibles en cualquier estrategia de redes sociales:

– Personalización: Los usuarios son el eje de la comunicación en las redes sociales, de ahí la importancia de adaptar el lenguaje al target. Teniendo, siempre, como bandera el respeto y la educación.

– Cercanía: Las redes sociales han roto la barrera de comunicación empresa-usuario. Emplear un tono cercano, coloquial y atento implicará a los usuarios, mejorando el dato de engagement.

– Información: La parquedad de palabras a la hora de dar explicaciones es absolutamente perjudicial para la imagen empresarial. Cuando se trata de responder a dudas o consultas de los usuarios no hay que escatimar en explicaciones. Esto ayudará a crear valor y a mejorar la percepción de la marca o empresa.

– Agilidad: Uno de los factores más valorados por los usuarios, en su relación con las marcas en las redes sociales, es la ausencia de pesados protocolos, por esta razón la rapidez y resolución de posibles incidencias no solo servirá para fidelizar a los usuarios, sino que también ayudará a evitar una posible crisis de reputación online.

– Automatización: La gestión de la redes sociales debe ser optimizada mediante la automatización, pero sin olvidar la personalización priorizando siempre la actualidad, por encima del calendario editorial.

– Ortografía: Independientemente del tono y forma escogidos para la comunicación en redes sociales, la ortografía deber ser escrupulosamente correcta, ya que un error de esta índole, puede restar credibilidad y dañar seriamente la imagen de empresa.

Estas seis pautas son básicas en la estrategia de redes sociales. Obviarlas o restarles importancia sería los mismo que repartir tres mil folletos mal diseñados entre los clientes, con una salvedad: los folletos llegarán a un máximo de tres mil personas, pero una mala imagen en redes sociales llegará a millones.

Artículos recomendados

Dejar un comentario