Lenguaje NO verbal en las ventas

Lenguaje NO verbal en las ventas

“Lo mas importante en la comunicación es tener la capacidad de escuchar lo que NO se dice”… decía un tal Peter Drucker, y es algo a lo que llevo prestando atención muchos años y cada minuto, hora, día, conversación que pasa, me doy cuenta que más cierto es.

La gente, sobre todo en este país (no sé si en otros), no dice lo que realmente piensa, por lo que si queremos conocer la verdad, debemos prestar atención a otras cosas aparte de las palabras. (más…)

Guía básica de comandos de búsqueda avanzada de Google

Guía básica de comandos de búsqueda avanzada de Google

Desde el lanzamiento de Google como buscador, su afán ha sido siempre ofrecer los mejores resultados de búsqueda para los usuarios.

Durante los últimos años hemos podido ver una gran escalada en la actualización de su tecnología como motor de búsqueda. Un claro ejemplo de ello, es el desarrollo de algoritmos como Google Pigeon, enfocado a mejorar los resultados de búsquedas locales o la tecnología Knowledge Graph, capaz de relacionar búsquedas de forma semántica.

Sin embargo, existen otras opciones para refinar aún más las búsquedas que nos aporta Google. Estos son los llamados operadores o comandos de búsqueda avanzada.

(más…)

El ADN de una compañía

El ADN de una compañía

Si un hijo le dice a sus padres que quiere estudiar una carrera para ser vendedor, lo más seguro es que los padres se echen las manos a la cabeza y le digan: ¿Cómo vas a ser vendedor?

Hoy en día, hay una evolución de tendencia, una etapa de cambio –que no un cambio de etapa- en todo lo que rodea al motor de cualquier empresa; hablamos concretamente de fuerza de venta.

La fuerza de venta es el ADN de una compañía, por muy grande o pequeña que esta sea. Es la palanca de la caja que permite que una empresa tenga ingresos.

¿Y quién vende en la compañía? En realidad toda la empresa es fuerza de venta, y todas y cada una de las patas que la forman tienen que estar perfectamente alineadas para que exista esa fuerza, y conseguir, finalmente, que la empresa se ponga en valor en el mercado. Para ello, tiene que haber una estrategia interna, un plan bien definido, con objetivos tanto cualitativos como cuantitativos, y una máxima: anteponer el nosotros frente al yo.

Y la fuerza de venta, va ligada al éxito de venta, y por ende, al crecimiento de la propia compañía. Pero, ¿cómo lo conseguimos?. Construir ese proceso no es sencillo, tenemos que tener unos cimientos sólidos, porque una compañía no puede construir si no tiene una identidad, un concepto más allá de la importancia de los productos o servicios que se ofrezcan. Por ello, tenemos que ser conscientes de la importancia que supone asimilar ese ADN, usar el concepto más allá del producto; se trata de que el significado emocional vaya más allá de su uso funcional, creciendo y mejorando para anticipar y satisfacer las necesidades de cada cliente.

Haciéndome eco de una de las personas que, para mí, es un pilar fundamental en marketing, Cristina García-Marsachs dice: “Para que nuestro producto o servicio pueda tener un futuro largo y brillante es imprescindible que, además de su funcionalidad y calidad, se perciba el latir de un concepto”. Y es que “el concepto es el concepto”